background

Calidad de impresión – visión de conjunto

8 septiembre 2014Categories: Etiquetas

​​​por Mark Ritchie, Jefe de Producto en Xaar​​

El tema de la calidad de impresión es muy complejo, subjetivo y difícil de cuantificar, especialmente cuando se imprimen imágenes a cuatro colores. Algunos artículos recientes han especulado sobre juegos de cifras, usando el número de puntos o líneas por pulgada como el factor clave para la calidad de impresión. Este es un enfoque simplista ya que no considera otros factores importantes, muchos de los cuales están relacionados con el sistema y no son solo específicos del cabezal.

Entonces, ¿cuáles son los otros factores que contribuyen a la calidad de impresión?

Todo es cuestión de los puntos​​

Aunque los puntos o líneas por pulgada son importantes, también tenemos que contemplar la direccionabilidad de todo el sistema, no solo el cabezal. La direccionabilidad puede aumentarse mediante el intercalado de múltiples cabezales para duplicar el npi efectivo.

El uso de escalas de grises de puntos variables también puede aumentar la resolución visible para el ojo humano comparada a la impresión binaria.

¿Importa el tamaño?

El tamaño realmente importa  cuando se busca calidad de impresión.  Un tamaño de gota pequeño produce un punto pequeño con baja densidad de color lo que puede producir bordes suaves sobre el texto cuando se usa para rellenar espacios alrededor de puntos más grandes. Sin embargo, los tamaños de gota grandes garantizan una buena cobertura y colores con mayor opacidad y más sólidos.

Encontrar el punto óptimo

Para garantizar la formación precisa de imágenes, cada punto debe ser preciso en su colocación sobre el sustrato. Los puntos mal colocados afectarán a la calidad del texto y producirán irregularidades alrededor de los bordes y esto resultará en líneas blancas en las imágenes y zonas lisas.​

La uniformidad es fundamental

La uniformidad del tamaño de la gota es fundamental para la calidad de impresión visual. Las bandas de densidad de color diferente visibles en una imagen son altamente indeseables, pero pueden derivar de volúmenes de gota desiguales a lo largo de un solo cabezal y en todo el ancho de impresión. Esto se ve influenciado tanto por las capacidades físicas del cabezal como por la variación en las temperaturas de la tinta.

¿Cuánto te puedes acercar?​

En última instancia, es la capacidad del ojo humano lo que determina la prueba final de la calidad de impresión que se percibe. El poder del ojo humano con una visión perfecta percibe un tamaño de punto de 29 micras a una distancia de enfoque mínima del ojo de 10 cm. Esto a su vez equivale a una resolución efectiva de 876 dpi lo cual está dentro de las capacidades de un cabezal de impresión de nivel de 8 grises a 360 npi. Las resoluciones más altas son por tanto de poca utilidad cuando esto va más allá de la capacidad del ojo humano.

Todos los factores destacados aquí contribuyen a la calidad de impresión final sobre el sustrato y por tanto todos deben ser considerados.  Nuestro reciente informe "Requisitos de la calidad de impresión para la impresión de inyección de una sola pasada – visión de conjunto", aporta una información más detallada de los determinantes de la calidad de impresión y de cómo se perciben.


​​

Posts relacionados
Post de blog recientes


Archivo